Recetas rústicas de sabores intensos y platos frescos de toque contemporáneo. Carne y pescado. Verduras, quesos, salsas de pasta. Todos los paisajes de la gastronomía ganan con él.

Argudell
Frutado Verde Medio

El más amplio paisaje gastronómico acoge bien el aceite virgen extra de argudell, que resulta especialmente indicado en preparaciones de sabores intensos, en platos de carácter rústico –sopas, cocidos, potajes de legumbres– y en arroces, cuscús y pastas con verduras. También es ideal para aderezar verduras frescas salteadas o a la brasa, alcachofas asadas, tomates desecados, legumbres escaldadas –guisantes, por ejemplo– o ensaladas variadas a base de productos como habas.

En cuanto a las platos de carne, acompaña de forma sobresaliente el cordero asado, los guisos de caza y volatería o el carpaccio de buey con setas. Por otra parte, los pescados y mariscos a la parrilla –salmón o calamares, por ejemplo– agradecen su aportación, y es una base excelente para salsas de pasta.

Perfecto con el queso curado y con un papel inusualmente fantástico como aliño del helado de vainilla. Seguramente su sabor genuino se desvela en la preparación más sencilla: unas gotas de aceite virgen extra de argudell sobre una rebanada de pan rústico.







© VERTO ET GREENO SL , 2012  /  ALL RIGHTS RESERVED  /  LEGAL NOTICE  /  DESIGNED BY GLOBAL IMAGE